UVEÍTIS


La úvea o túnica vascular es la capa del ojo situada por debajo de la esclerótica y sobre la retina, incluyendo en su estructura el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. Es la responsable del aporte de la mayor parte de flujo sanguíneo a la retina y su inflamación recibe el nombre de uveítis. El origen de la uveítis suele ser por enfermedades infecciosas (tuberculosis, toxoplasmosis, sífilis, herpes etc.) o enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, lupus eritomatoso, enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple, etc.) e infecciosas, así como otras patologías como traumatismos o uveítis asociadas a determinados fármacos o cáncer.  


Síntomas

Los síntomas más frecuentes de la uveítis son el dolor ocular, la visión borrosa,  la percepción de cuerpos flotantes, el enrojecimiento del ojo, y las molestias con la luz o fotofobia.

 

 

Sin embargo, esta sintomatología puede variar en función de la zona de la úvea afectada, lo que define los tipos diferentes de la enfermedad.

TIPOS

  • Anterior. Es la más frecuente y afecta sólo al iris (iriditis) o a éste y el cuerpo ciliar (iridociclitis) y a veces también a la córnea. Los síntomas se concretan en el enrojecimiento del ojo, irritación de la conjuntiva, dolor, y pérdida de visión. 
  • Intermedia o parsplanitis. En este caso se inflama una zona situada entre el iris y la coroides a la que conoce como pars plana. Suele afectar a jóvenes y se puede complicar con inflamación de m amácula, glaucoma,  producir hemorragias oculares o depósitos de material en el vitreo. 
  • Posterior o coroiditis. La inflamación se circunscribe a la coroides, aunque en ocasiones puede afectar también a la retina (coriorretinitis). En este caso la pérdida de visión varía en función de la extensión del tejido inflamado y de la localización del tejido cicatricial que se forma. Si afecta a la mácula también se produce un deterioro de la visión central. 
  • Además puede verse afectada la retina (retinitis) o los vasos del fondo de ojo (vasculitis), originando en muchas ocasiones pérdida de visión

Tratamiento

La uveítis debe ser tratada lo antes posible ya que de lo contrario se pueden producir graves complicaciones: cataratas, glaucoma, edema macular quístico, desprendimiento de retina o hemorragias intraoculares, con la consecuente pérdida de visión. 

 


Hay que tener siempre en cuenta, sin embargo, su posible asociación a otras patologías sistémicas u oculares, ya que éstas deberán ser tratadas convenientemente. Una vez tratada la causa el tratamiento ocular en las uveítis anteriores puede limitarse al uso de colirios antiinflamatorios y dilatadores pupilares, además de utilizar gafas de sol para evitar las reacciones de sensibilidad a luz. En las intermedias y posteriores puede ser necesario inyecciones alrededor del ojo (transeptales) o intravítreas. Cuando hay más de tres brotes al año se suele precisar tratamientos sistémicos por vía oral  o parentral (intramuscular, subcutánea, o infusiones intravenosas). 



​​Cirugía

La cirugía es necesaria en ocasiones ya como prueba diagnostica para tomar muestras intraoculares o para el tratamiento de las complicaciones oculares que pueden afectar gravemente a la vista, como es el caso de cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina, edema macular o hemorragias intraoculares.

 

 

La técnica quirúrgica será la específica para cada una de estas patologías y la realiza la unidad de vítreo-retina.

Resultados

Cuando se conoce la causa y se trata la inflamación el pronostico es bueno, pero el paciente necesita ser evaluado periódicamente para detectar y tratar la inflamación aunque sea mínima.  



Como son enfermedades crónicas los pacientes deben ser seguidos a largo plazo y tratar de forma especial las complicaciones como cataratas, edema macular  o glaucoma que estos pacientes desarrollan con más frecuencia. Además se debe hacer tratamiento de la  enfermedad sistémica. 

pídenos cita ahora

Déjanos tus datos

Nos pondremos en contacto contigo

Llámanos por teléfono

O si lo prefieres te llamamos nosotros:

985 240 141

estamos en

Oviedo

Avenida Dres. Fernández-Vega 34 33012, Principado de Asturias (ESPAÑA)

Madrid

C/ Príncipe de Vergara 131, 28002, Madrid (ESPAÑA)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.